La Kawasaki W800 es una clásica roadster inspirada en los modelos ingleses de los años 60 y está disponible en tres versiones, una estándar, lanzada en 2020, una Café y una Street, introducidas en el catálogo de la marca japonesa en 2019.
Todos los detalles estéticos de la W800 han sido muy cuidados, empezando por las aletas de sus dos cilindros en línea y en posición vertical, que otorga un aspecto clásico, o su depósito de gasolina de formas redondeadas. El doble escape en paralelo no sólo resulta atractivo a la vista, también lo es al oído gracias al rugido que emiten cada vez que se abre el gas. El gran faro delantero redondo monta una lente convexa y un anillo cromado, lo que afianza un toque clásico en el que no desentona el empleo de la tecnología LED para la iluminación, sobre todo porque con las luces de posición toda la lámpara da la sensación de estar encedida, como con los faros retro.

Sobre el faro se encuentra una instrumentación compuesta por dos relojes analógicos del mismo tamaño. El de la izquierda, el del velocímetro, incluye una pequeña pantalla LCD con el kilometraje y los parciales; mientras que el de la derecha, el del tacómetro, incorpora a su vez los distintos testigos luminosos. Los relojes de la Cafe combinan los colores blanco y negro, los de la Street el fondo es totalmente negro.

Las tres versiones cuentan con un motor bicilíndrico de carrera larga refrigerado por aire repleto de par a medio régimen y cuya potencia máxima de 48 permite que sea apta para los usuarios del carnet A2.