La Kawasaki Ninja 400 es la apuesta deportiva específica de Kawasaki para el carnet A2, postulándose como la entrada perfecta al universo deportivo de "Kawa". Sucede a la Ninja 300 ofreciendo un motor con más cubicaje y potencia: 399 cc y 45 CV. Es una moto cuya estética emula a sus hermanas mayores, planteando una fisionomía de moto más grande. De hecho, hace un guiño a las Ninja H2 en el frontal así como en los pequeños deflectores presentes en los laterales de un carenado que promete una excelente protección aerodinámica.


Gracias a un replanteamiento general del modelo, estamos ante una moto 8 kg más ligera que la 300 con mejores cifras de par y potencia, lo que eleva notablemente sus prestaciones. El chasis tiene que ver en este ahorro de peso, aportando más rigidez y mejor maniobrabilidad, y como dato curioso, el propulsor tiene unas dimensiones parecidas al de la Ninja 250 pero es 1 kg más ligero.

El embrague antirrebote también es un nuevo elemento optimizado para faciltar aún más las labores de cambio y ser más eficaz en reducciones al límite. El depósito de combustible reduce su tamaño de 17 a 14 litros y permite cubrir más de 300 km.